El MNDM Exige Participación Efectiva En El Proceso De Implementación De La Ley General En Materia De Desaparición; El Protocolo De Investigación Propuesto Tiene Serias Deficiencias De Fondo Y Forma.

28 de Julio de 2018

  • La propuesta de Protocolo tiene serias deficiencias de fondo y de forma que impedirán, en caso de ser emitido sin correcciones, investigaciones efectivas de los casos de personas desaparecidas.
  • El derecho a la participación de las familias es fundamental en el proceso de implementación de la Ley General, es obligación de todas las autoridades desarrollar mecanismos efectivos, suficientes y adecuados para garantizar la participación.

La Ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas (Ley), es producto del esfuerzo de las familias y de su activa participación en la construcción de la misma.  A pesar del compromiso expresado por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 16 de Noviembre de 2017 por garantizar durante todo el proceso de su implementación la participación de las familias, desde su entrada en vigor, las autoridades responsables no han hecho efectivo este derecho.

Específicamente para la construcción del Protocolo Homologado de Investigación, desde hace algunos meses, las familias y el equipo técnico del MNDM solicitamos formar parte activa del proceso liderado por la Procuraduría General de la República (PGR), ello con fundamento en el artículo 99 de la Ley General y en cumplimiento al principio de participación conjunta previsto en la misma legislación.

Sin embargo, tras haber sostenido diversas reuniones para poner sobre la mesa las preocupaciones en torno al protocolo y haber enviado propuestas concretas de contenido, hasta el pasado 6 de junio no se tenía una propuesta clara. Lo anterior motivó al MNDM y a las organizaciones acompañantes a exhortar nuevamente a la PGR a abrir un proceso participativo, que bajo una metodologíaía adecuada, garantizará tiempos necesarios para el conocimiento y análisis de la propuesta y las condiciones para la participación.

El espacio fue abierto los días 25 y 26 del presente mes, teniendo como base un borrador de Protocolo generado por la PGR, el cual no fue dado a conocer a todas las familias. El MNDM, en el mejor ánimo de colaboración y a pesar del poco tiempo para conocer el texto, participó colocando los principales puntos rojos identificados en la lectura del documento y haciendo propuestas de mejora.  Identificando lo siguiente: no cuenta con estructura clara, le falta establecer mecanismos de coordinación entre fiscalías, comisiones de búsqueda y otras autoridades que participen en la investigación.

Así mismo, no establece mecanismos adecuados y efectivos de participación de las familias en la investigación; omite detallar el rol de la asesoría jurídica en las distintas etapas del procedimiento; respecto al apartado de investigación diferenciada, no genera mecanismos de análisis de grupos por categorías y prevé acciones que pueden ser revictimizantes para las familias; no contempla elementos necesarios y efectivos para la investigación de delitos de larga data.

Respecto al plan de investigación, no queda claro el momento en que debe generarse, creando confusión respecto a su efectividad para el seguimiento de diligencias, tampoco prevé tiempos específicos para los actos de investigación, ni reuniones periódicas con las familias para su seguimiento y actualización continua; la construcción de hipótesis delictivas es confusa; y no prevé un seguimiento adecuado de acompañamiento psicosocial para las familias y víctimas indirectas durante todo el proceso.  

Por  otro lado, desde el MNDM consideramos que el denominado proceso de consulta no puede ser reconocido como tal, ya que no garantizó los recursos, tiempos y metodologías adecuadas para permitir hacer aportes sustanciales, violentando así el principio de participación conjunta, la Ley General y estándares internacionales en la materia.  

Aunado a ello, durante la reunión, la PGR nos reiteró que el Protocolo será publicado el día 15 de Julio por la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia sin señalar claramente el mecanismo de seguimiento para integrar las preocupaciones y propuestas vertidas desde el inicio del proceso y, en particular, los días 25 y 26 de junio.

Por todo lo expuesto, consideramos que al existir claras deficiencias de forma y fondo en este proceso de participación, el mismo debe ser replanteado para generar una herramienta eficiente que permita la búsqueda e investigación efectivas.

El MNDM ha manifestado de sobra su interés real en la participación y construcción de la normatividad derivada de la entrada en vigor de la Ley General, si bien reconocemos la apertura de este espacio, nos preocupa que el mismo sólo sirva para establecer unilateralmente lo que será el Protocolo Homologado de Investigación. Entendemos los plazos que marca la Ley General, pero desde el MNDM vamos a privilegiar siempre que la construcción vaya de la mano con las familias y preferimos un Protocolo que sea de utilidad para investigar las más de 38 mil desapariciones en el país.

Ante esta situación instamos a las autoridades a:

  1. Generar procesos participativos efectivos en toda la implementación de la Ley General, que garantice el principio de participación conjunta y estándares internacionales.
  2. Convocar a una comisión de coordinación para la redacción del Protocolo de Investigación y de Búsqueda que establezca la metodología para la revisión y edición de los dos instrumentos  y permita la participación efectiva de las familias.

Finalmente queremos recordar que el MNDM así como participó activamente en su construcción pugnará porque la implementación de la Ley General  se realice de la manera más adecuada, pues aún falta por crear los diversos programas, lineamientos y herramientas previstas en la Ley General y estamos seguras que con la colaboración de las familias y las organizaciones podemos avanzar hacia instituciones que garanticen la protección y efectividad de los derechos humanos.

Sin Las Familias No

Atentamente

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México está integrado por más de 50 colectivos de familiares de personas desaparecidas, provenientes de 18 entidades federativas de México y por tres países de Centroamérica.

Colectivos de familiares:

Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México AFADEM-FEDEFAM (Guerrero); Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California (Baja California); Colectivo BCS Sin ellos No AC (Baja California Sur); Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz; Colectivo 21 de mayo (Tamaulipas); Colectivo Colibrí (Estado de México); Colectivo Uniendo Esperanzas (Estado de México); Uniendo Cristales, A.C; Colectivo el Solecito de Veracruz; Colectivo Solecito Córdoba; Colectivo Solecito Cardel; Colectivo Solecito Tierra Blanca; Búsqueda Colectiva Coatzacoalcos Zona Sur (Veracruz); Colectivo Juntos por Hidalgo; Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México, COFADDEM “Alzando Voces” (Michoacán); Comité de Familiares y Amigos Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero (Guerrero); Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos A. C.; Comité de Familias Migrantes Desaparecidos del Salvador COFAMIDE (El Salvador); Comité-Familias Unidas de Chiapas Buscando a Nuestros Migrantes “Junax Ko’otontik” (Chiapas); Desaparecidos de El Fuerte “Las Rastreadoras” (Sinaloa); Desaparecidos Justicia, A.C. (Querétaro); Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos (Estado de México); Familias Enlaces Xalapa (Veracruz); Familiares de Desaparecidos de Orizaba y Córdoba (Veracruz); Familiares en Búsqueda María Herrera, A.C (Ciudad de México); Familiares acompañados por el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) (Chihuahua); Familiares de mujeres desaparecidas acompañados por el Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer (CEDIMAC) (Chihuahua); Colectivo Familias Unidas por la Verdad y la Justicia (Chihuahua); Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Desaparecidos de Piedras Negras (Coahuila); Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Jalisco); Familiares en Búsqueda María Herrera Poza Rica (Veracruz); Búsqueda María Herrera Xalapa; Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos –Región Sureste (FUUNDEC-FUNDEM); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México – Región Centro (FUUNDEC-FUNDEM); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos – Región Laguna (FUUNDEC-FUNDEM); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FUNDLN); Grupo V.I.D.A. Víctimas por sus Derechos en Acción (Coahuila); Colectivo Madres Unidas (Chihuahua); Madres en Búsqueda Coatzacoalcos (Veracruz); Madres en Búsqueda Belén González (Veracruz); Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de Guatemala; COFAMIPRO- Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos del Progreso, Honduras; COFAMICENH- Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos del Centro de Honduras; Por Amor a Ellxs (Jalisco); Red de Madres Buscando a sus Hijos Veracruz; Red de Desaparecidos en Tamaulipas, A.C.; Colectivo de Familiares y Amigos Desaparecidos en Tamaulipas; Colectivo San Fernando Tamaulipas; Red Eslabones por los Derechos Humanos: Eslabones Nuevo León, Eslabones Estado de México, Eslabones Morelos y Eslabones Michoacán; Red Nacional de Enlaces;  Regresando a Casa Morelos; Rastreadoras por la Paz (Sinaloa):  Tesoros Perdidos Hasta Encontrarlos (Sinaloa); Sabuesos Guerreras, A.C. (Sinaloa); Unión de Madres con Hijos Desaparecidos de los 70´s de Sinaloa; Una Luz de Esperanza (Sinaloa); Voces Unidas por la Vida (Sinaloa); Familias Unidas en Busca de una Esperanza (Zacatecas);

Acompañado por 35 organizaciones de la sociedad civil de distintas entidades federativas, incluyendo la Ciudad de México.