Embate contra la CICIG

29 de Agosto de 2017

Edgar Cortez

La Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (CICIG) es actualmente uno de los modelos más acabados, en América Latina, de colaboración internacional con un país para enfrentar la corrupción en las altas esferas de la política y los empresarios.

Sin embargo, el presidente de Guatemala Jimmy Morales ha emprendido un embate en contra de la CICIG, declarando a su titular Iván Velásquez persona non grata y exigiendo su expulsión del país.

La CICIG fue el resultado de un acuerdo entre la Organización de Naciones Unidas (ONU) y el Gobierno de Guatemala e inició su trabajo en agosto de 2007. De acuerdo con el mandato otorgado, la CICIG es un órgano independiente de carácter internacional, cuya finalidad es apoyar al Ministerio Publico, la Policía Nacional Civil y a otras instituciones del Estado tanto en la investigación de los delitos cometidos por integrantes de los cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos de seguridad, como en general en las acciones que tiendan al desmantelamiento de estos grupos. Ello, mediante el apoyo a la investigación y persecución penal de un número limitado de casos complejos, así como mediante otras acciones dentro de su mandato, destinadas a fortalecer a las instituciones del sector Justicia para que puedan continuar enfrentando a estos grupos ilegales en el futuro (http://cicig.org/)

Iván Velásquez es el titular de la CICIG desde 2013 y ha conseguido resultados relevantes.  Bajo su mandato la CICIG, en conjunto con el Ministerio Público guatemalteco, realizó investigaciones que permitieron enjuiciar del ex presidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti. Otra caso importante fue el seguido en contra el ex capitán del ejército Byron Lima, que permitió develar la magnitud de la corrupción y el lavado de dinero en el sistema penitenciario de Guatemala. Además la CICIG llevó adelante la investigación que dio como resultado el arresto, por fraude y lavado de dinero, del hermano e hijo del Presidente Morales. 

Todas investigaciones que apuntan a la corrupción enquistada en los más altos niveles de la clase política guatemalteca. 

Actualmente la CICIG realiza una investigación por posible financiamiento ilegal en la campaña del Presidente Morales, razón por la cual inició esta embestida en contra de la CICIG y su comisionado.

El viernes 25 de agosto el Presidente Morales se reunió con el Secretario General de la ONU, Antonio Guterrez, solicitando la destitución de Iván Velázquez. Posteriormente, el domingo 27 de agosto, a través de los medios de comunicación declaró a Iván Velásquez como persona non grataen Guatemala y ordenó a su secretario de Relaciones Exteriores que lo expulsara de inmediato.

Frente a esta decisión fue solicitado un amparo a la Corte Constitucional guatemalteca, quien el mismo domingo ordenó se suspenda la expulsión.

Al mismo tiempo un número importante de organizaciones civiles y ciudadanos han salido a la calle para manifestar su respaldo a la CICIG y a Iván Velásquez, pues reconocen en ellos un factor decisivo en el combate a la corrupción y poner un alto a la impunidad en Guatemala.

El presidente Morales es el típico político que pretende ejercer el poder de manera ilimitada y sin que nada se oponga a sus pretensiones. Esa es la razón de arremeter en contra de la CICIG.

Hay mucho en juego en lo que suceda con la CICIG, no sólo en Guatemala,sino en toda América Latina. En el caso de México si la CICIG resulta avasallada, será mucho más difícil que podamos llegar a contar con la cooperación internacional para enfrentar y superar nuestra propia crisis de derechos humanos.


@EdgarCortezm

Foto de portada: Gobierno de Guatemala.