Vivir con miedo

03 de Octubre de 2017

Edgar Cortez

La sociedad mexicana es una sociedad que vive con miedo. Ésta no es una afirmación temeraria, se desprende de los datos que nos ofrece la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2017 (http://bit.ly/2xPVr3o). 

Esta encuesta inició en 2010 y ahora recibo por séptima ocasión sus resultados. Los objetivos de la ENVIPE son, entre otros, estimar el número de delitos cometidos y las víctimas que resultan a lo largo de un año; estimar también la cifra negra del delito, es decir aquellos que no se denuncian y las razones de no hacerlo; así como medir la percepción sobre la seguridad que las personas tienen de los lugares donde viven y trabajan.

Entre los datos relevantes están los siguientes. La tercera parte de los hogares en México cuenta con una víctima de delito, en otras palabras, de cada tres familias una ha sido afectada. Preocupa además, que la tendencia se incrementa. En 2012 el porcentaje era de 32.4 y cinco años después alcanza ya el 34.2 por ciento.

En lo que se refiere al número de personas que han sido víctimas del delito, la encuesta arroja como resultado que de cada 100 mil personas, 28788 han sido víctimas de delitos. Cifra que se mantiene constante desde 2013.

En 2016 la ENVIPE estima que se cometieron 31.1 millones de delitos, siendo los principales robo en la calle o en transporte público, extorsión, fraude y robo de vehículo. 

El conjunto de delitos sucedidos durante el año anterior representa 229. 1 mil millones de pesos, lo que significa el 1.1 del Producto Interno Bruto del país.

En cuanto a los delitos que no se denuncian –conocida como cifra negra- los datos que se presentan son los siguientes. En 2016 no se denunciaron el 90.3 de los delitos cometidos, siendo denunciados apenas el 9.7 por ciento de los 31.1 millones de delitos cometidos. Respecto de este universo sólo en el 6.4 por ciento se inició alguna investigación por el Ministerio público. Lo que da como resultado total que apenas el 6.4 por ciento de los delitos cometidos se investiga, mientras que el 93.6 por ciento son ignorados por la autoridad.

Las razones por las que la ciudadanía no denuncia son fundamentalmente que se considera una pérdida de tiempo o bien por desconfianza hacia las autoridades.

En cuanto a la percepción de inseguridad, dos terceras partes de la población consideran que la violencia e inseguridad es el principal problema al que se enfrentan. Esto significa que actualmente la población de 28 entidades y la CDMX viven con temor y consideran que donde viven no es un lugar seguro.

Si se revisan los datos de los siete años en que se ha realizado y difundido la ENVIPE, lo que se encuentra es que las cifras se mantienen y en algunos aspectos de ha empeorado.

La misma EVIPE señala que la información que genera tiene que servir para el diseño e implementación de políticas públicas en materia de seguridad y victimización.

Sin embargo las acciones emprendidas por el gobierno federal y los gobiernos estatales no ofrecen evidencia de que esta información haya influido en un viraje de las políticas de seguridad. Empezamos a tener información, la pregunta ahora es, ¿cuándo las autoridades harán que esta información sea la base de nuevas estrategias?


@EdgarCortezm

Foto de Portada: Pixabay.