Audiencias en la CIDH

06 de Marzo de 2018

Edgar Cortez

 

La semana pasada la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó un par de audiencias públicas para tocar asuntos relacionados con los derechos humanos en México. ¿Esas audiencias qué utilidad tienen?

Los Derechos Humanos se han venido reconociendo en acuerdos internacionales entre los Estados. En el caso del continente Americano el foro para alcanzar esos acuerdos es la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA).  Uno de los acuerdos fundamentales es la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH) que fue adoptada por los países del continente en 1969 (http://bit.ly/2Ff6598).

Esta Convención es un instrumento obligatorio para los países que se han adherido a la misma. Para asegurar su cumplimiento, la misma Convención estableció la creación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), quien está encargada de verificar que los países efectivamente cumplan con los derechos humanos.

Para realizar esta tarea la CIDH puede visitar a los países, realizar audiencias para informarse de asuntos relevantes en cada país y en la región, así como conocer de casos particulares en donde se han violado derechos humanos.

Entre el 26 de febrero y el 2 de marzo de 2018 la CIDH realizó varias audiencias públicas. En lo que toca a México se tuvieron dos audiencias. Una sobre el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y la segunda sobre la ley de seguridad interior (http://bit.ly/2FgZ2sG).

En la primera audiencia, los familiares de los estudiantes y las organizaciones que les apoyan plantearon que no existen avances sustantivos en la investigación, y que un par de propuestas hechas al gobierno previamente –un acuerdo de intención para la reparación integral a las familias y un cronograma de trabajo para el avance de la investigación-, no fueron aceptados por las autoridades mexicanas.

De la parte oficial se informó que había avances en las investigaciones, los cuales no se conocen, que permitirán que próximamente el caso se pueda cerrar. La representación del gobierno mexicano no precisó qué exactamente significa tal cosa.

La segunda audiencia abordó lo que se refiere a la ley de seguridad interior (LSI) y su incompatibilidad con los derechos humanos. Las organizaciones integrantes de #SeguridadSinGuerra presentaron una serie de contradicciones entre esta ley y los derechos humanos reconocidos en la CADH y en la jurisprudencia interamericana. Mientras que la parte oficial hizo una defensa de la ley.

En esta audiencia las organizaciones solicitaron que la CIDH pida una opinión consultiva a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para analice si esta ley es compatible o no con lo establecido en la Convención América. También se pidió que la CIDH haga llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el acervo de criterios jurídicos respecto del tema de la militarización de la seguridad pública.

Por tanto, la importancia de las audiencias radica en que son espacios públicos en donde las víctimas, organizaciones civiles y gobiernos debaten sobre asuntos controversiales en materia de derechos humanos. Es, por así decirlo, un mecanismo de rendición de cuentas internacional.

Estas audiencias permiten además llamar la atención de la CIDH respecto de asuntos problemáticos en materia de derechos humanos, bien que ya existen o que se están gestando en el continente. Por ejemplo el tema de la militarización de la seguridad pública. Mientras en México se cuestiona la LSI en Brasil se discute un decreto presidencial que militariza la seguridad pública en la ciudad de Río de Janeiro.

Por tanto las audiencias ante la CIDH son una forma de avanzar la discusión e incrementar la exigencia para que los problemas se atiendan y resuelvan en nuestro país y por nuestras instituciones.


@EdgarCortezm

Imagen de portada: Representantes de organizaciones que integran el colectivo #SeguridadSinGuerra en la audiencia sobre la Ley de Seguridad Interior en la CIDH. | Fotograma: Canal CIDH / Youtube.