Empresarios y Elecciones

05 de Junio de 2018

Edgar Cortez

Los empresarios son un actor social relevante pero ahora quieren determinar hasta el voto de sus empleados.

Durante los días anteriores varios empresarios prominentes ha realizado comunicaciones dirigidas a sus empleados en relación al actual proceso electoral y sobre el riesgo de elegir libremente. Entre estos están Alberto Bailleres, Grupo Bal; Germán Larrea, Grupo México y Antonio Chedraui, Grupo Comercial Chedraui.

Lo primero que debemos precisar es quiénes son esos empresarios. Estos tres empresarios encabezan grandes grupos empresariales y forman parte de lo que anteriormente era el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, y actualmente se conoce como Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

De acuerdo con el estudio La élite empresarial y la economía Nacional en México. Un análisis de caso del Entrecruzamiento corporativo (http://bit.ly/2Jk2W6g), el CMN representa lo siguiente:

En el estudio publicado por PODER en 2011, se hizo el cálculo del valor de capitalización para cada una de las empresas con participación de miembros de este grupo y se determinó cuánto representaba la suma de estos valores como porcentaje del PIB para el año 2009. Así, se pudo afirmar que el CMHN ejerció influencia directa (no control) sobre un capital equivalente al 19.75 por ciento del PIB en ese año, e influencia indirecta (a través de vínculos familiares en primer grado) sobre el 27.01 por ciento del mismo.

Actualizando esas cifras para el presente estudio, se realizó nuevamente el cálculo del valor de capitalización de las empresas con presencia de algún miembro del CMHN en sus consejos al 31 de diciembre de 2013, como porcentaje del PIB para ese mismo año. Dicho cálculo determinó que el CMHN ejerció una influencia directa sobre un capital equivalente al 28.39 por ciento del PIB en el año 2013. Es decir, si tomamos en cuenta el marco conceptual del Análisis de Redes Sociales, en el cual se determina que es factible interpretar las relaciones entre nodos como la posibilidad de influir dentro de una red, se puede inferir que 37 personas tienen una influencia directa en un capital equivalente a casi un 30% del PIB mexicano.

El mismo análisis concluye entre otras cosas que “considerando los datos duros que arroja el presente estudio, es posible inferir que cuando un grupo tan pequeño tiene capacidad de injerencia sobre un capital equivalente al 28.39 por ciento del PIB nacional esto se traduce en un importante poder de interlocución con la esfera política e influencia en los procesos de toma de decisiones y construcción de políticas públicas, particularmente en materia económica”.

Llegar a tener influencia sobre casi una tercera parte del PIB se logra mediante lo que se ha llamado el “capitalismo de cuates”, esa organización política y económica construida sobre una estructura de privilegios y posiciones dominantes en sectores cruciales como pueden ser telecomunicaciones, servicios financieros, transporte, energía, etc.

En otras palabras este pequeño grupo de grandes empresarios se saben y actúan como los dueños del país y por tanto se creen dueños también de sus trabajadores y de sus voluntades, entonces por qué no “sugerirles” por quién votar.


@EdgarCortezm

Imagen de portada: Enrique Peña Nieto, titular del Ejecutivo Federal, y Roberto Gil Zuarth, presidente en turno del Senado de la República, aplauden al empresario Alberto Bailleres luego de entregarle a nombre del Senado de la República la medalla Belisario Domínguez 2015. | Foto: Senado de la República.