Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos

20 de Septiembre de 2018

Edgar Cortez

Las actividades del periodismo y defender los derechos humanos son tareas de riesgo en México. Proteger a quienes realizan estas tareas requiere de mayores esfuerzos, entre otros no escamotear los recursos para que la protección sea efectiva.

En el caso de periodistas, la organización Artículo 19 ha realizado un recuento de periodistas asesinados que abarca del año 2000 hasta julio de 2018, dando un total de 118 comunicadores asesinados (http://bit.ly/2Hp6wKP). Algunas otras organizaciones establecen una contabilidad mucho mayor que comprende desde mediados de los ochenta, con la muerte de Manuel Buendía (http://bit.ly/2pa66Rr).

Recuentos similares se han realizado en lo que toca a personas defensoras de derechos humanos. Amnistía Internacional en el informe en Primera Línea de 1996 daba cuenta de un significativo incremento de agresiones en contra de personas defensoras de derechos humanos desde mediados de la década de los noventa. En 2010 la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en México presentó un informe presentando un importante recuento de las agresiones en contra de defensores en 2010 (http://bit.ly/2NQ00Ua).

La evidencia sobre el riesgo creciente que enfrentaban estos dos grupos llevó a exigir al gobierno mexicano la instalación de un mecanismo para proteger a estos grupos. Esta exigencia encontró respuesta en la creación de un Mecanismo encargado de proteger tanto a periodistas como a personas defensoras de derechos humanos mediante una ley que se publicó el 25 de junio de 2012 (http://bit.ly/2Ni7sYZ).

Finalmente en octubre de 2012 el Mecanismo empezó a funcionar para proteger a periodistas y personas defensoras de derechos humanos en riesgo a causa de su actividad.

Luego de más de seis años de trabajo el Mecanismo protege, de acuerdo con cifras al 31 de julio, a 702 personas (http://bit.ly/2peGanM), 307 periodistas y 395 personas defensoras de derechos humanos.

De acuerdo con la ley, para que las medidas de protección necesarias se garanticen se deben destinar recursos públicos en el presupuesto federal de cada año. Estos recursos se deben administrar a través de un fideicomiso para asegurar de manera permanente que se cuente con recursos suficientes.

Sin embargo tanto el año pasado como éste el Mecanismo enfrenta una insuficiencia de recursos. De acuerdo con información de la Junta de Gobierno del Mecanismo, los recursos con que se cuenta para asegurar las medidas de protección a las 702 se agotarán el 30 de septiembre. Y en el caso que la Secretaría de Hacienda no provea una partida adicional se tendrán que suspender las medidas y desamparar a todas estas personas.

La protección a estos grupos es una obligación del Estado mexicano, entonces ¿por qué poner en zozobra a todas estas personas? ¿Por qué escamotear recursos para una necesidad tan fundamental como es la vida e integridad de todas estas personas que trabajan por los derechos de los demás y por asuntos tan esenciales como la libertad expresión?


@EdgarCortezm

Foto de portada: SomosMass99.