Ejes Temáticos

Impunidad y Derechos Humanos

Entendemos la impunidad como la falta de responsabilidad penal, civil o administrativa hacia los autores de violaciones a los derechos humanos porque estos escapan a toda investigación con miras a su inculpación, detención, procesamiento y en caso válido a condenas apropiadas y a la reparación del daño. La impunidad actualmente alcanza niveles de alrededor de un cien por ciento y por tanto enfrentar y buscar alternativas para revertirla requiere de un trabajo permanente de innovación pretendiendo un alcance global.

Políticas Públicas y Derechos
Humanos

Superar los obstáculos que impiden el goce de todos los derechos humanos supone la necesidad de cambios jurídicos, los cuales después requieren de políticas públicas que concreten las modificaciones requeridas y sea realizable que las instituciones funcionen como garantes de los derechos humanos. Por eso el IMDHD apuesta a plantear políticas públicas y acompañar el ciclo de ejecución de las mismas

Bajo nuestros dos ejes, se desarrollan las siguientes líneas de trabajo

De acuerdo con cifras oficiales se reconocen más de 40 mil personas desaparecidas en México, pero entre los colectivos de familiares de personas desaparecidas se sostiene que el número es mucho mayor. Razones asociadas a la escasa denuncia y las insuficientes investigaciones emprendidas por las autoridades ministeriales, revelan la profunda debilidad de las instituciones estatales para garantizar los derechos humanos a la vida, la integridad, la libertad, al acceso a la justicia y a la protección judicial de los millares de víctimas, así como el derecho de sus familiares a la verdad, la justicia y la reparación adecuada.

Los familiares de las víctimas están a menudo indefensos ante un sistema de justicia, que está sobrecargado y a menudo no responde en tiempo y forma a las exigencias mínimas de los familiares. Frente a esto, es importante generar capacidades en las familias que buscan a sus seres queridos, apoyar y fortalecer la conformación de grupos y colectivos, logrando que se garantice su participación tanto en la búsqueda como en la investigación.

Dentro del IMDHD, llevamos a cabo distintas acciones para visibilizar el crimen de desaparición y capacitar familiares de personas desaparecidas. Entre otras actividades desarrollamos: investigación del fenómeno de la desaparición de personas; documentación de casos; acompañamiento jurídico a familiares de personas desaparecidas; e incidencia política

México es un país con altos índices de violencia contra las mujeres, en donde el feminicidio como expresión máxima de este flagelo, muestra de ello son las 9 mujeres asesinadas de forma violenta cada día. La violencia feminicida, tiene como antesala otras formas de violencias contra las mujeres en los ámbitos público y privado, tales como la violencia sexual, física, económica y patrimonial; así como delitos asociados a estas, que se incrementan y persisten en todo el país como la desaparición y la trata de niñas y mujeres entre otros. La impunidad generalizada ha dado lugar a un contexto de patrones de criminalidad que ponen en particular y alto riesgo a las mujeres en nuestro País. En el IMDHD realizamos diversas acciones de incidencia y acompañamiento integral de casos, con el objetivo de contribuir a prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres en todos sus tipos e incidir en procesos jurídicos y de política pública, a nivel nacional y local, para que la perspectiva de género sea un eje transversal y obligatorio. Dentro de las acciones de incidencia está nuestra participación como organización peticionaria en dos solicitudes de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, ambas por la desaparición de niñas, adolescentes y mujeres, en el Estado de México y en Veracruz.

Desde el inicio de la “guerra contra el narcotráfico” en diciembre de 2006, en  México se abrió un período de grave violencia contra la sociedad civil, en particular afectando a las comunidades y grupos poblacionales más vulnerables. Uno de los derechos que ha resultado más afectado es el de acceso a la justicia, las víctimas denuncian su sistemática y generalizada transgresión. De acuerdo al Índice Global de Impunidad México 2018, el país ocupa el cuarto lugar a nivel mundial y el primero de las Américas en impunidad. Y es que 93 de cada 100 delitos que se cometen no se denuncian, de los siete que se denuncian muy pocos se investigan, y son mínimas y escasas las sentencias logradas.

En el IMDHD consideramos que se ha superado la capacidad institucional y que, por tanto, se requiere urgentemente la adopción de medidas excepcionales. En este sentido, medidas de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición pueden impulsar un cambio profundo en las condiciones de injusticia e ilegalidad del país. Aplicadas a México, las mismas contribuirían a su tránsito desde un legado de abusos y violaciones a los derechos humanos hacia un Estado efectivo de Derecho y de combate frontal a la impunidad. 

Dentro de las acciones que estamos llevando a cabo en esta materia se encuentran la promoción de una comisión de la verdad nacional con un alcance temporal y material amplio; la impartición de talleres a víctimas; la elaboración de materiales de divulgación; y la participación en esfuerzos con diversas organizaciones de la sociedad civil para la implementación por parte del gobierno de estas medidas.

La impunidad es uno de los grandes problemas en México. Las instituciones encargadas de investigar delitos enfrentan la desconfianza de la ciudadanía y la gran mayoría cuenta con muy poca capacidad de investigación de manera que el promedio de impunidad en el país ronda el 98 por ciento.

La ciudad de México no es la excepción salvo porque cuenta con una significativa oportunidad de transformar efectivamente su Procuraduría a una Fiscalía que efectivamente sirva a la ciudadanía y le garantice su derecho a la justicia.

 La oportunidad la abrió la Constitución de la ciudad de México estableciendo el cambio de la institución y determinando que era necesario integrar un grupo de expertas y expertos para diseñar el modelo de Fiscalía acorde a las necesidades de la Ciudad y delinear la ruta de transición de la misma. Por vez primero planeamos la institución y luego se establece la ley apropiada.

Uno de los integrantes del IMDHD es parte de la Comisión Técnica para la Transición de la Procuraduría a la Fiscalía de la Ciudad de México. La tarea de diseñar la nueva institución y trazar la ruta para llegar a dicho objetivo tiene que ser proceso en estrecha coordinación con la actual Procuradora y la Jefa de Gobierno.

Litigio estratégico: casos de desaparición, feminicidio y violencia sexual

Como parte de los procesos de litigio estratégico relacionados con casos de violaciones graves de derechos humanos, particularmente violencia contra las mujeres y desaparición de personas, el IMDHD realiza acompañamiento a víctimas directas e indirectas de forma integral, lo que implica, entre otros, asesoría jurídica, procedimientos de gestión e incidencia política.

El objetivo principal del litigio estratégico que se realiza dentro del Instituto, es brindar una atención integral, con perspectiva de derechos humanos y de género, a las víctimas individuales y colectivas que se acompañan, impulsando la generación de estrategias que permitan, por un lado, la verdad, justicia, reparación y no repetición de los hechos; y por otro, sentar criterios y precedentes de relevancia con carácter estructural.

Actualmente acompañamos diversos casos relacionados con violencia sexual contra niñas y mujeres, feminicidios y desaparición de personas.

Donadores

El IMDHD es una organización sin fines de lucro que depende de la generosidad de nuestros socios. Gracias al apoyo de agencias y fundaciones internacionales podemos seguir trabajando por un México más justo e igual. Agradecemos a todos nuestros donantes por compartir nuestra misión de lograr vigencia plena de los derechos humanos.

Iniciativas

Para aumentar el alcance de nuestro trabajo, trabajamos en estrecha colaboración con otros actores de la sociedad civil y de la academia. Formamos parte de los siguientes iniciativas de incidencia nacionales: